….el borde de su manto….

Por G.Corpus

Centro de Estudios Fe Bíblica.

¿Que hay detrás de la historia de  la mujer con flujo de sangre que  quería tocar el borde del  manto de Yeshua en Lucas 8.43-44?

hem-garment1

 

El texto indica que fue específicamente el “borde de Su manto” lo que la mujer tocó, un detalle importante desde el punto de vista hebreo.

La palabra en español para “borde”, es la traducción de la palabra griega Kraspedon, que significa  esquina o borde.

La palabra correspondiente en hebreo de Kraspedon, es la palabra Kanaph, que es donde se sujetaban unos flecos de lana. En hebreo, estos flecos que están sujetos en las esquinas del manto de  oración (Tallit), son llamados Tzitzit. El uso del Tzitzit, esta en base al cumplimiento de las instrucciones de Números 15.38 y Deuteronomio 22.12 con la intención de recordar a la gente las instrucciones de Di-os.

 

Ahora, aquí viene lo interesante:

 

La palabra Kanaph, además de significar esquina o borde, significa “alas”.

En el Primer Siglo, existían varias tradiciones asociadas con los Tzitzit en referencia al Mesías.

Una de esas tradiciones decía, que los flecos tendrían poderes sanadores. Lo anterior basado probablemente en la profecía de Malaquías 4.2, donde dice que el Mesías vendría con sanidad en sus alas (Kanaph).

2 Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada.

 

kraspedon

 

Ciertamente, la mujer conocía esas tradiciones, lo cual explica porque quería tocar el borde del manto.

Otro pasaje registrado que también da evidencia de la circulación de estas tradiciones en el Primer Siglo, se encuentra en Mateo 14.36, en donde multitudes de la tierra de Genesaret, eran sanados solamente al tocar el borde de su manto.

36 y le rogaban que les dejase tocar solamente el borde de su manto; y todos los que lo tocaron, quedaron sanos.

 

¿Qué era el “flujo de sangre” con que la mujer era afligida?

El “flujo de sangre” que la mujer estaba experimentando, era una condición menstrual continua (zavah), que la hacía ritualmente impura, e incapaz de tener relaciones sexuales si estaba casada. Esto no era un flujo mensual regular (niddah), sino un flujo que duró muchos días, haciendo que su estado no fuera de niddah, sino uno de zavah, uno con un flujo anormal de sangre.
En la sociedad actual, muchas mujeres tienen dificultad durante el tiempo de la menstruación. ¿Imaginate tratar con esto por doce años? Para empeorar las cosas, la mujer experimentó esta condición en una sociedad donde la impureza ritual era increíblemente importante, ya que el Templo estaba en el primer plano de la vida cotidiana. Tal énfasis en la pureza ritual no se ve hoy como era en los tiempos del Segundo Templo.

 

Probablemente la mujer fue evitada en todos lados, por todas las personas que no deseaban hacerse ritualmente impuras. Si ella estuviera casada, habría causado gran estrés en su matrimonio, ya que la intimidad física estaba prohibida en esta condición.

 

En esencia, este flujo de sangre probablemente destruyó su vida. Con la importancia  que la pureza ritual mantenía en los tiempos del Templo, podemos ver por qué la mujer se acercó a Yeshua por detrás, pensando que tal vez no queria hacer contacto con ella.

Tal vez estaba acostumbrada a que la gente la evitase, y aunque su confianza en sí misma fue aplastada a través de años de dolor emocional, sólo fue superada por su extrema desesperación por encontrar la sanidad.

Cuando Yeshúa preguntó quién lo había tocado, se asustó, porque ella, siendo ritualmente inmunda, tocó la esquina de su vestidura. En lugar de ser castigada por su acción, el misericordioso Mesías le dijo: “Hija, ten ánimo, tu fe te ha curado. Ve en paz”.

Ahora podía vivir verdaderamente en shalom, paz completa, mientras hallaba sanidad en las alas del Sol/Siervo de Justicia.

 

Cuando te sientas separado de Dio-s, o tan lejos de donde necesitas estar con Él, sabe que Él desea limpiarte, y llevarte a  perfecta paz con Él.

Sólo el Padre a través de Yeshua puede traer restauración a nuestras vidas, a nuestras familias, e incluso al mundo entero, si tenemos fe y nos acercamos a Él.

Todo en cumplimiento a Malaquías 4: 2.

 

Si disfrutó de esta informacion, lo animamos a distribuirla, cumpliendo con no corregir ninguna parte de esta y acreditando al autor y al centro de estudio, indicando el link de http://www.fe-biblica.com o
https://www.facebook.com/FeBiblicaorg/

 

Administración Centro de Estudios Fe Bíblica.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s